viernes, 18 de noviembre de 2011

El dilema de las herraduras #maratondonosti

Cuando crees que lo tienes todo bajo control, todo lo que uno puede tener en un proyecto como un Maratón más aún en un debut, llega algo que te hace titubear y dudar hasta el último momento cómo hallar la difícil solución.

Entrené duro, conseguí el dorsal, el alojamiento, conseguí el chip, compré los geles, no me lesioné, y un mes y medio antes compré las zapatillas para el gran día.
Innovando en una marca que no utilizaba desde hace años, craso error.

El experimento salió rana con las consecuencias que los asiduos de esta Cuaderno de Bitácora ya conocéis y con el efecto colateral de no tener calzado para el gran día.

Sin tiempo para probar a comprar nuevas herraduras y testarlas, la cuestión era:

1. Seguir probando las que salieron mal (ampollas y dedos hinchados) hasta que el pie se ajustara. DESCARTADO.
2. Comprar otras que me hayan ido bien (tipo Saucony, Adidas, Nike) sin el tiempo necesario ya ni rodajes de largo alcance para adaptarme a ellas también era arriesgado. DESCARTADO.
3. Aprovechar alguna zapatilla que ya tuviera. LA ELECCIÓN.

En principio parece la más clara y fácil opción, lo que ocurre es que justo en la preparación del Maratón he tirado un par de zapatillas (he corrido mil kilómetros pero no por eso si no porque coincidió con su fin de vida), adquiriendo dos (unas para entrenar y las que salieron mal para rodajes largos y Maratón) y casi tirando un tercer par y cuarto par. Cuando ví el percal, paré la operación salida.

Tengo que correr con zapatillas que iba a tirar:
SKYLON con 650 kms (Duración estimada a 100K de su tope pero por su pinta ya finalizada), apenas 299grs, demasiado ligeras para casi 3 horas de carrera.
VOMERO con la friolera de 1.150 kms. (Duración estimada finalizada hace 150K pero por su aspecto sorprendentemente todavía se ven bien)

Por si fuera poco, pertenecen a pisada neutra, zapas que compraba hasta hace un año cuando me recomendaron herraduras de pronador leve.

Así que, contradiciendo todos los canones maratonianos el domingo 27 voy a correr con unas zapatillas que deberían estar en la basura (1.150 kms), que tienen 2 años y pesan 349grs: Nike Vomero +4.

La parte positiva es que de las opciones posibles es con la única zapatilla con la que me siento cómodo ahora mismo y que me ha acompañado en todos los rodajes largos de los domingos (entre 20 y 32K) con buenas sensaciones... imagino que aguantarán 42K todavía y tras el Maratón finalizarán su servicio.

Menudo último BAILE para ellas :)

¿Qué hubieras hecho tú?

5 comentarios:

Edward Athletic Club dijo...

Yo siempre dije, que hay correr
con las que uno haga las tiradas
de 30 km's.
Las pruebas con casera.
Cuida también los calcetines, esos
se pueden estrenar si son buenos y
sin costuras, tampoco los compres
grandes y que te hagan rozaduras y ampollas.
Ya me contarás y ¡ SUERTEEEEEEE!

Santi Palillo dijo...

Conocidos los antecedentes tu elección parece correcta, también podrías comprar unas iguales pero nuevas y usarlas lo máximo posible desde ya hasta el 27; no creo que ta fueran a molestar; yo he entrenado con unas NB1080 (estrenadas con ese fin) y tengo otras seminuevas (menos de 100 kms) exactamente iguales listas para Valencia, las he probado en dos tiradas largas y algún día suelto (por si acaso) y no he notado ni la más mínima molestia.

Suerte en tu estreno donostiarra.

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Muy buena elección, son con las que estás haciendo las tiradas largas, así que están acostumbradas.

Darío Collado dijo...

Gracias a todos!

@Vicente
Es lo que pienso yo, es la solución menos mala, aunque sean las habituales están muy cascadas y tienen más peso del que me gustaría.
Los calcetines si que los tengo 're-quetestados' :)

@Santi
Prefiero no innovar ya a estar alturas, la cosa sale así, y a apechugar con ella, son zapas a las que les tengo cariño y creo que van a rayar a gran altura en su último baile y mi debut :)

@Haifon
Eso es, creo que responderán!

Jfcruz dijo...

Yo hice la misma elección.
Tenía unas mizuno precision acostumbradas a tiradas largas pero con casi 1000km y unas mizuno precision con apenas 100.

Las use en mi primer maratón y les di una jubilación por todo lo alto ;)