domingo, 7 de octubre de 2018

Primer Bloque Maratón Valencia: Semana 5/13

Ayer completé la 5ª semana de entrenos (de las 13 previstas) para mi Maratón número 10: Valencia 2018.

La verdad es que este primer tramo se me ha pasado volando, puede que sea achacable a que, a diferencia de Roma después de la lesión, ahora sé que puedo y eso mentalmente carga menos.

También a que lo he decidido preparar y disfrutar "en modo tranquilo" (lo correré seguramente por encima de 5.30''/K), y eso hace que los entrenamientos sean muy asequibles, muchas veces sin mirar si quiera el reloj, y también, por supuesto, a que tengo la gran suerte de estas compartiendo gran parte de los entrenos: martes con los earlies a las 6.00AM de los DrinkingRunners, jueves con un compañero de trabajo en el Retiro y fines de semana, intento quedar uno si otro también con mi gran amigo Ricardo.

Con parte de los Drinking en una tirada de fin de semana.
 
Con Ricardo en la Alameda.

El plan consiste básicamente en 3 días a la semana con dos de rodajes de entre 10-12K y un día "más largo" el fin de semana donde suele haber algo parecido a controlados, pero claro, ajustando por lo alto al ritmo al que se correrá en Valencia (por ejemplo ayer, en los casi 18K metimos 8K a 4.48). Todo esto, confío en que suponga una base segura, lenta, y sin forzar lesión para el siguiente Maratón, el que debería empezar a preparar en enero-febrero y que si que será de ritmos más intensos (en mi estado actual, claro está)
Además de esto, hago dos días de fuerza por mi cuenta en casa, y la semana pasada hice sesión específica con el bueno de Luis del Águila. Todo avance para mi es poco en ese ámbito.

Volviendo a estas 5 semanas, he completado S1) 33,4 S2) 32,3 S3) 38,5 S4) 40 y S5) 40,6K, para una media de 37 (Fuí a Roma con 40K/semanales por lo que voy por la misma senda). La máxima "tirada" ha sido precisamente la de ayer de 17,5K con Ric.

La semana pasada me pegué "la alegría" de meter un diezmil, con calentamiento más soltar, al final salieron 16K. Carrera de la Educación Financiera y la Inclusión, copatrocinada por mi organización, y a la que me hacía especial ilusión acudir.
El Juan Carlos I es un parque realmente duro, sobre todo si metes dos vueltas buscando cuestas, y aunque en el primer cincomil aguanté por debajo de 20', en el segundo parcial pagué el pato y solo pude perder lo menos posible y llegar por encima de 41'. Pensé que estaba para menos pero tampoco puedo pedir peras al olmo si habitualmente no veo ritmos por debajo, ni siquiera de 4.30. Vídeo de la llegada pinchando aquí.

Llegada de la Carrera.

Resultado final 41.09 (oficial 41.03). Ritmo de 4.07, precisamente el mismo durante 21.097 metros en la Media de Azuqueca en mayo. Allí estaba en otra forma y era, sensiblemente, más llana ;)

Quedan 8 semanas que espero seguir disfrutando como estas primeras 5, en un par me escaparé también a la Media Maratón Fuenlabrada para intentar correr también en competición "un poco más rápido" que en el parque y salir de la monotonía de solo preparar Maratón en entrenos.

Mientras, dándole vueltas al Maratón de abril-mayo. En breve se resuelve la lotería del Maratón de Londres, y en caso de nones, habrá que elegir destino.

¡Seguimos!

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Fin de la temporada 2017-18. Comienzo de la 2018-19

Aprovechando la efeméride de completar un primer año completo de correr con buenas sensaciones y la vuelta a mi querido Maratón, voy a retomar un clásico sobre cómo fue el presente año de correr que acaba de finalizar y cómo se presenta el siguiente.

Resumen de la Temporada 2017-18

Entrenos
Repartidos en 3 bloques:

  • 414K del 1 de septiembre a la primera semana de enero.
  • 528K de enero al Maratón de Roma (8 de abril)
  • 445K del Maratón de Roma al 27 de agosto.
Total de 1.387K apróximadamente.
116K mensuales de media lo que equivaldría a unos 29K semanales. Más o menos, 3 días por semana.

No tengo comparación respecto a la temporada anterior porque no los registré. Este año, con Garmin nuevo y energías renovadas, ha sido más fácil.
He de decir que me ha sorprendido ver unos 1.400 kms anuales que para mi estado actual son muchos, hay que ponerlos en contraposición a los más de 3.000 que hacía "en las temporadas buenas". Tanto para valorar esta como aquellas. Nada es gratis.

Carreras 

  • 8 carreras (igual que la temporada anterior, la diferencia es que este año ha habido Filipídica)
  • 1 Maratón, ¡por fin! (Roma en 3.30 Vs ninguno la anterior)
  • 1 Media Maratón (1.26 VS 1.31 del año pasado)
  • 6 de 10K (1 de 37' pero con menor distancia, Carrera del Rayismo, 1 de 38', 2 de 39', 2 de 42' acompañando VS 7 del año pasado; 1 de 37', 1 de 38', 4 de 39' y 1 de 41')
  • Nada en Cross, Pista ni Montaña.


Mejores Puestos



Mejores Tiempos

  • 38'41'' (Canillejas 10K) VS 2016-17 37'57'' (Carrera de Madrid Norte Sur 10K)
  • 1h26'52'' (Media Maratón de Azuqueca) VS 2016-17 1h31'26'' (Media Maratón de Madrid)
  • 3h30'37'' (Maratón de Roma) VS no hubo Maratón en 2016-17.


Balance
Para mi es 12 sobre 10. Por fin tengo la sensación de volver a ser corredor. Ojo, no solo por volver a poder correr un Maratón y no lesionarme en el intento sino por la regularidad de estar todo un año corriendo, si 3 días y solo 41K semanales en la preparación de media, pero es que hace dos pestañeos no podía hacer ni uno a la semana tras la lesión.
Por otro lado, seguramente ha sido el año más duro de mi vida por el cóctel trabajo-familia-estudios-correr y sacar un Maratón y el tran-tran de seguir corriendo es para sentirse orgulloso.

Después estuvo el sueño de una mañana en Azuqueca ;) que me hizo ver que puedo correr una Media Maratón a poco más de 4', lo que antes podía hacer sin problemas en un Maratón. Vuelvo a lo mismo, no lo fijo como un punto de retorno ni de fijación pero agrada verse, como ese día, corriendo largo 'y bien' tras tanta tormenta estos años. Me han lucido menos los diezmiles pero el centrarme en la ''eterna distancia' ha hecho que no los haya preparado ni tan bien como el anterior ni tan frecuentemente.

Maratón de Roma 2018. Feliz como una perdiz, volviendo a mi amada distancia 4 años después.

Comienzo de la Temporada 2018-19

Enlazando el título del post con la parte final, estas semanas me encuentro ya de lleno con la nueva temporada de correr. Sobre todo puedo considerar que en esta, entro de todas todas. Por un lado, el domingo hago mi primera carrera de la temporada (10K de la Educación Financiera en el JCI) sin grandes pretensiones, ganas de participar en algo que copatrocina mi propia entidad y que me ayude a ver cómo estoy en ritmos más rápido y distancia corta para coger un poco de calidad en la carrera... en la preparación del que espero sea mi DÉCIMO MARATÓN.

Precisamente esta mañana me he inscrito al Maratón de Valencia, aquel en el que pude correr en 2.47.28 en 2012... que mis ojos nunca verán más en formato tiempo pero si en distancia y ciudad. Había un plan realmente chulo de los @drinkingrunners, a los que cada vez veo más, también engañé a mi gran amigo Ricardo a correr juntos, otra vez, su segundo Maratón y dicho y hecho, Maratón sencillo a ritmo disfrutón. Hagamos 3.45 o 4 horas, es lo de menos, ni quiero que la preparación me castigue (nos castigue) ni la propia carrera así que disfrutaremos el camino y el propio día D que se presenta espectacular.

Maratón de Valencia 2012. Mi actual MMP. Otra vida de correrr...

Después, en enero, quiero valorar si puedo pasar a correr 4 días e introducirlo en la nueva preparación. Engañado (y dejando que me engañen), he metido un Maratón (Valencia) con el que no contaba pues ahora mismo solo quería hacer uno en primavera pero veo asumible hacer uno 'más ligero' y otro, al ritmo que pueda. Para esa preparación contaré con Luis del Águila con el que sigo acudiendo mensualmente a sus sesiones de fuerza.
Participé en la lotería de Londres, que será resuelta a principios de octubre, ante el más que previsible descarte, valoro Ginebra, Copenhague o Edimburgo en mayo, sin haber nada concreto todavía.

Resumen, cruzando dedos, temporada de seguir disfrutando de correr (que facilita el necesario equilibrio cuerpo-mente), con dos Maratones y pensar que puedo seguir evolucionando, insisto, no tanto en tiempos sino en regularidad corriendo, sensaciones, no dolor, dos maratones, etc.

¡Disfruten sus trotes!

miércoles, 23 de mayo de 2018

Media Maratón de Azuqueca 2018

El domingo me acerqué hasta la localidad de Azuqueca de Henares, Guadalajara, a probar suerte en su Medio Maratón espoleado por un intercambio de impresiones vía Twitter con el gran bloguero y maratoniano Jesús Corral, Chuli que tenía intenciones de bajar de 1.30, algo que me motivó y vi factible intentarlo.

Apenas estaba a 25' de casa y tenía grandes sensaciones de la carrera del Rayismo (10K a 4'03'' en un circuito vallecano de cuestas de infarto) también ganas de hacer alguna carrerita más después de Roma y, particularmente, una Media, inédita para mi en todo 2018 (la primera después de la lesión fue la de Madrid el año pasado en 1h31'26'') a nivel competitivo, entrenando, claramente algunos días he pasado de 21K...

El caso es que me apetecía y quería correr. Algunas veces no hace falta mucho más. De hecho, creo que "con los deberes hechos" (de entreno de fondo de meses anteriores) pero con cierta improvisación en determinados momentos disfrutas más relajado y sin presión que con objetivos "marcados a fuego en el calendario".
El viernes había tenido sesión de fuerza con Luis del Águila y le comenté que no me metiera mucha caña porque justo había decidido correr esta Media.

Quedé con Chuli en la entrega de dorsales, también se acercó su mujer para correr una vuelta de las dos que constaba el circuito, rodamos, hablamos de Maratón y nos dispusimos a intentar bajar de 1.30. ¡Qué maravilla coincidir con gente que corre y sueñe en clave de correr como tú! ;)

Primera vuelta de toma de contacto con el circuito, los kilómetros caen en ritmos cercanos a 4'11-12'' (más rápido del 4'15'' esperado) pero más o menos vamos bien. Hay buenos grupetes y el trazado es sencillamente excepcional: plano como la palma de la mano, algunos giros, si, pero tremendamente favorable. Además, está nublado, ni pizca de calor en un sitio donde tienes todas las condiciones para torrarte en caso de que el día salga de tal forma.
Se notaba humedad pero la sensación térmica era especialmente favorable en relación a lo que podría haber.

Sobre el K8 pregunto a Chuli como va porque en ocasiones le veo hacer la goma del grupillo. Me dice que 'bien' y que tire si me veo. Lo suyo es un rodaje a 3 semanas del Maratón de Seattle, su guerra claramente no está aquí aún con todo y con eso está casi bordeando su MMP.
En mi caso, no tenía prisa, muscularmente había algunos kilómetros que parecía que la rodilla se notaba algo y tampoco quería petar antes de tiempo. Por otro lado, estábamos en una proyección de 1.28 largos lo que me dejaba plenamente satisfecho.
El caso es que le comento que 'si eso tiro luego, y que siempre voy muy pendiente de la musculatura que de momento llevo con pinzas'.

Mitad de la prueba, agrupados.

Pasamos por la pista de atletismo (K10 sobre 42'), punto ecuador de la prueba, tomo agua y a la salida del estadio empiezo a tirar y a coger un grupo, y luego otro... pienso que son 'apenas 10K' y me veo bien. Me marco el objetivo de ir lo más cercano posible a 4' en la carrera con el 'mini-reto' de ir cogiendo grupos, e ir soltándolos, así hasta arriba. ¡Me lo paso pipa! Hacía mucho que no me veía capaz de correr así y a ritmos realmente decentes. Voy gratamente sorprendido porque consigo un ritmo cercano al de diezmil actual pero... en los 10K siguientes de una Media Maratón (una vez pasada carrera veo que el primer diezmil sale como a 4'12 y el segundo sobre 4'01')

En los kilómetros finales, aunque ya más cascadete aguanto porque me veo en 1.27 y haciendo cuentas si aprieto... en ¡1.26! así que tiro en la última mini-cuesta de acceso al estadio (la única de todo el circuito, una broma comparada con Vallecas ;), empujo sobre todo en la recta de antes, y ya dentro... el reloj marca ¡1.26'52''!

1h26'52'' (4'07''/K)
48º clasificado de 404 llegados
Primera Vuelta: 45'17''
Segunda Vuelta 41'41'' (-3'36'' respecto a la primera)

Me quedo esperando la llegada de Chuli que, ¡ha conseguido el objetivo de bajar de 1.30! Así que todos contentos. Qué placer correr con él la primera parte de la carrera. Ojalá tengamos más ocasiones y alguna sea en su distancia fetiche del maratón. Lo pasamos en grande dentro de un día buenísimo de correr y con una organización realmente recomendable.


Absolutamente feliz. Os diría que el tiempo consechado ayudó a mi sensación de satisfacción, ni de broma pensaba que estaba para eso, suponen casi 5' de mejora con respecto al año pasado en esta nueva etapa de correr. Pero sobre todo de sensaciones, de sentirte fuerte corriendo.

Se trata de un ritmo de los que era capaz de hacer en un Maratón completo. Bueno, pues ya he conseguido hacerlo con grandes sensaciones en una Media. Por algo hay que empezar... no es que lo esté buscando porque realmente entreno lo que entreno (2-3 días máximo) y ahora mismo tengo mil frentes abiertos vitales pero estar en una carrera ya de enjundia como la distancia de Media de esta forma me encanta.

Me da fuerzas, como tantas veces en el pasado correr me dio, y me sigue motivando a seguir.

Próximas paradas: Norte Sur a mediados de Junio y posiblemente Liberty.

Nos leemos.




martes, 15 de mayo de 2018

I Carrera del Rayismo

El pasado domingo se celebró la I Carrera del Rayismo, un hito de afición al Rayo Vallecano que podemos agradecer a la Plataforma ADRV y a Fernando Sebastián. Casi un año después de la pionera #Chorirace en la que unas decenas de locos dimos N vueltas al campo del Rayo hasta completar 10K por la llegada del Chori Domínguez, llegar hasta los 1.000 inscritos en recorrido ya por las calles del barrio es un puntazo. Felicidades a todos.

No salimos hasta las 9.15, la organización quería asegurar correctamente el circuito y cuando se trata de un barrio como este, no es fácil hacerlo en pleno domingo. Había cánticos sobre el Rayo, ¡un ambientazo antes de empezar! Y buen rollo, olor a popular y carrera de antes, aunque fuera nueva ;)

En el calentamiento coincido con Pytu que lleva el globo de sub 40' y me parece una fantástica idea intentar seguirle, tras un mes del Maratón de Roma no tenía la menor idea de cuánto de "rápido" podría ir, más aún, tras 3 meses a ritmos de máximo 4'40"...

Salimos cuesta abajo y al poco ya toca subir, tanto como hasta el K5. El recorrido no engañaba a nadie en el perfil, Vallecas es lo que es, pero en las piernas pica mucho más que en el iPad :)
La subida inicial remontando Javier de Miguel, Palomeras... Hasta Pedro Laborde es simplemente alpina ;) después la gran bajada, hasta casi la M30 como quien dice, por el camino ya barruntamos que no llevamos delante más de 20-25 corredores, vamos dosificando en las cuestas, nos encontramos con Chema Martínez sobre el K6-7 que dice que ha venido a rodar aunque salió en cabeza, compartimos un rato con él (iríamos algo por debajo de 4') y en las rampas de subida ya buscando el campo del Rayo que prácticamente emulan trozos de la San Silvestre Vallecana Popular e Internacional ya nos abandona.

Tengo que agradecer a Pytu que llevó el tempo del grupo de forma perfecta, tenía claro que debía seguirles sino quería desangrarme en las cuestas... Y en los últimos metros antes de entrar al Campo del Rayo tengo gasolina para tirar y entrar en el estadio disfrutando.

37.50 sobre unos 9.4K de GPS ( desconozco distancia real) el ritmo debió ser sobre 4.02-03/K.
12° clasificando de unos 850 llegados.

Creo que es un ritmo muy razonable para un mes después de maratón y los entrenos que hice, y para las rampas que tiene esta carrera. Es posible que me vea beneficiado por motivación de la plaza ;) y porque en las subidas siempre tiré bien, como en el cross.

Si no me pierdo estas semanas, haré al Norte Sur, y puede que antes la Liberty, estaría bien bajar de 39' en alguna de ellas aunque francamente lo veo complicado.

¿Lo mejor? El como lo pasé y el que las patas sin tirar cohetes aguantaron bien y con gasolina, con fondo como de haber preparado un maratón casi 4 meses ;)

Nos vemos en la próxima :)

martes, 17 de abril de 2018

Crónica del Maratón de Roma 2018 #maratonadiroma

Los antecedentes

9 meses sin pasar por aquí, no por falta de ganas sino por tener la sensación durante muchos meses de estar pendiente de un hilo sobre mis sueños de correr, sobre todo sobre el sueño de volver a correr Maratón en 2018, y no ver el momento de contarlo.

Para entender el Maratón de Roma 2018 celebrado la semana pasada, debo acudir a mencionar brevemente a lo que ocurrió en diciembre de 2014 y cómo han sido los meses de septiembre de 2017 a abril de 2018.

En diciembre de 2014, tengo un leve accidente de moto que da con mis huesos en el suelo y producto de lo cuál, tras meses de dar vueltas me sacan el cuerno anterior del menisco externo roto, debo empezar desde cero en 2015 y retomar actividad en 2016 ya incluso corriendo alguna carrera y volviendo a un nivel razonable en 2017. Es lo que conté aquí durante estos años.

Ni que decir tiene que mi estado físico no es el mismo que hace unos años, tampoco el chasis ni la musculatura. Sin embargo, no lo llevo mal, después de caer a las profundidades, lo que peor puede llevar uno corriendo es que corra con dolor y vaya para atrás. Esa sensación fue la que tuve después de verano. Hice algunos diezmiles, ya entrenaba más que en primavera y, sin embargo, no me encontraba bien, incluso terminaba en carrera muy cascado o literalmente cojo el día después como me ocurrió en la SSV Internacional que pude hacer bajando de 40' pero muy lastimeramente. Como lo vería para ni siquiera reflejar aquí una carrera que tanto he amado.

El caso es que a principios de enero tengo que preparar un Maratón para el que 'locamente' (o no) me había apuntado antes de verano 2017 tras verme bien en la Media de Madrid, que soñaba poder correr y que, en semejantes condiciones, de molestias, dolor, malas sensaciones en definitiva... me parece quimérico entrenar así. ¿14 semanas de esta forma? Ni de broma.

A través de un post del gran Miguel, leo que también está echándose una partida con las lesiones (toda mi fuerza desde aquí) y que está trabajando con Luis del Águila. Le llevo leyendo, como muchos creo, desde hace mucho tiempo, valoro lo que escribe y transmite. En ese momento se produce el 'clic'. Tenía claro que me iba a autoentrenar. Sin embargo, durante esos días veo que necesito a alguien para ayudarme en lo que me pasa que tampoco sé lo que es. "Sé correr", llevo haciéndolo 17 años, he corrido hasta ese momento 8 maratones pero sigo teniendo la impresión de que en lo restante no tengo ni idea. Y lo restante, se llama fuerza.

En esa parte es en la que me ha ayudado Luis. Con pautas concretas de cómo fortalecer en casa y con sesiones específicas que trabajan las zonas más débiles: en mi caso la supinación y pronación, o la ausencia de las mismas (sobre todo de pie izquierdo) es lo que hace que se me sobrecargue sobremanera toda la cadena muscular de pierna izquierda, que yo le identifique con la rodilla (aquello donde tuve problemas), viene de otro lado.

El caso es que gracias a su ayuda, a la de mi osteópata Ismael, a los que me aguantan en casa y a la constancia y perseverancia de seguir pensando en que cada semana completada era un sueño y un paso más hacia Roma llego hasta el 8 de abril pasado.

Durante todo este tiempo, hubo semanas que veía imposible llegar a la línea de salida, ya fuera en rodajes normales por encima de 5' o con apenas 20K volvía con fastidio los últimos kilómetros (contemplar eso, cuando sabes que tendrás que correr 22K más...) algo que se va mitigando y haciendo que las últimas 3 semanas sean las mejores con diferencia, justo cuando más carga hay y cuando psicológicamente más lo necesitas dado que estás ya al lado de la carrera.
Aunque al principio de la preparación pensé que podría entrenar para terminar en unos razonables 3h15' (yo que había corrido por debajo de 3h sin apenas despeinarme..., me decía) el día a día me fue poniendo en mi sitio y pensar en terminar y al ritmo que los entrenos y mi físico pueden permitir. Luis propone empezar a 5.10 y bajar después a 5' y luego que sea la carrera la que me pongo en mi sitio.

El Maratón
Llegados a este punto, se asoma el Maratón. Arribamos el día anterior la familia al completo, paseamos por la mañana en la preciosa Roma y por la tarde acudimos a la Feria a las afueras de la capital italiana. Vamos a última hora porque deseamos disfrutar de la ciudad lo máximo posible. Roma es alucinante, da igual que sea la cuarta vez que tengo la suerte er.
Creo que por temas de trabajo ha debido ser el Maratón que menos he pensado en él los días anteriores lo que ha ayudado a no darle mucho al 'coco'.

Image may contain: shoes
El ritual de cada Maratón la noche anterior.

El día siguiente suena el despertador a las 6. He quedado a las 8 en el camión número 14 con Juan Chopera y Jesús Bastante de los drinking runners. Me encanta ese momento de concentración, te levantas de noche, haces cosas rutinarias sin mucho tiempo y al poco te das un paseo a la salida topándote con otros como tú, la calma chica. Otras veces mi cara es la de 'acongojado' por decirlo suavemente, esta vez, a pesar de hacer tanto tiempo, mi cara es de que tengo ganas de correr y que esto empiece lo antes posible.

Vittorio Emanuele siempre presente, al inicio y al final.
Paseando por el Foro Romano antes de la salida

El paseo es maravilloso, dan ganas de quedarse allí en lugar de irse a correr. El caso es que han cerrado el acceso que pensábamos estaba abierto desde Vittorio Emanuele y debemos rodear todo el foro romano hasta detrás del Coliseo. Llego tarde a la cita con Juan y Jesús pero está todo el mundo igual. Parece increíble que solo se salga con unos 5' de retraso con unas 14.000 personas en el mismo saco de desconcierto y reorganización. Fue el único pero, lo que ocurrió antes de la salida. Por lo demás, creo que es un Maratón de sobresaliente. Echamos un buen rato antes de la salida, conversaciones animadas, risas y fotos (¡estos cracks que van con móvil! ;) nos deseamos suerte y salimos a por ello: "hoy todos llegamos", nos decimos animándonos, cada uno con su historia personal. Tras tanta tralla, llegar a la línea de salida de un Maratón ya es digno de mención y orgullo.

Con Jesús y Juan antes de la salida, ¡qué buenos momentos!

La previsión es de calor pero por suerte, salimos con un poquito de nubes, lo que ayuda a sobrellevarlo. Desde las 11 de la mañana si que notaremos un calor importante.

Salimos en la segunda ola, la de hasta 3 horas 30'. El mogollón es importante los dos primeros kilómetros. La subida que rodea Vittorio Emanuele con la una banda de música en las escaleras del Campidoglio es simplemente emocionante. Hay muca gente animando en la salida. Me lo tomo con calma. ¡Estoy corriendo un Maratón! ¡Otra vez! Parece un sueño. Así que intento disfrutar cada zancada, porque no sé cuántas podré dar. Miro cada edificio, corredor, adoquín por primera vez. Voy a ritmo, esto es muyyyy largo. No doy importancia a que incluso algún kilómetro lo haga por encima de 5.10. Cuando haya espacio, correremos mejor.

Antes de salir, ¡con muchas ganas!

Cuando pasamos Pirámide (K4-5), el recorrido tira hacia el sur y se vuelve bastante insulso. Está claro que buscan las afueras romanas rodeando el centro para que el perfil sea más amable. Cruzamos hasta dos puentes sobre el Tiber remontando ya hacia el centro, bordeando el río. Paso el K10 en 51.20 (ritmo de 5'10'') por lo que voy con el cumpliendo el guión. En algún kilómetro he notado la rodilla izquierda que tanto intento identificar con mimo pero luego se pasa. Buena señal.

En esos kilómetros, me pasa Giorgio Calcaterra, 3 veces campeón del mundo de 100K, y que tiene por costumbre salir en la 3ª ola y desde atrás hacia delante animar a los corredores del Maratón de Roma y terminar en 2.42. ¡Menudo figura!

Del 12 al 16 bordeamos completamente el río y se nota más animación. Me gusta decir cosas a españoles, mexicanos y otros latinos para que animen. Buscamos las sombras ya se empieza a notar el solete. El propio ambiente y la perspectiva de llegar a San Pedro alimenta esos kilómetros de sumar y no hacer tonterías. Ya estoy bajando a poco más de 5' y la sensación de ir parándome. Buenas sensaciones en definitiva.

Cruzar el Tiber, por tercera vez, hacia la Plaza de San Pedro es de lo mejor de la carrera. Esos kilómetros son de los que te llevas para el recuerdo, de esos que no quisieras que se marcharan. Cuando te adentras en Vía Consolazione, esa que da directamente con la piazza que está celebrando Misa, estás en estado de alucinación. Uno de los momentos más curiosos que me han sucedido corriendo. Verte allí dándolo todo con otros miles de locos como tú mientras al otro lado, ¡en el mismísimo Vaticano!, están a lo suyo (la misa se oía perfectamente...) es cuanto menos, particular. Seas o no religioso, es memorable.

Paso por la Plaza de San Pedro, inevitable no girar la cabeza.

Rodeas la plaza y sales hacia fuera buscando ya la Media Maratón. La paso en 1h46'08'' (proyección de 3:32, ni tan mal) En ese momento, cumplido el ecuador de la carrera, sigo el guión y comienzo a bajar de 5', en algunos kilómetros, quizás demasiado, pero me encuentro bien y quiero tirar (dentro de mis posibilidades actuales, para que se entienda ;)

El único pero es que desde el K18 noto la zona aledaña al cuádriceps derecho más cargada de lo normal y el pie de la misma pierna algo más rígido. Evalúo de 1-10 y es tolerable, espero que no de mucha guerra. Al no ser 'la pierna mala' casi que me reconforta.

Sobre los avituallamientos he de decir que son modélicos. Amplias mesas de agua, isotónico, alimento sólido o esponjas (benditas esponjas en un día caluroso), el problema es que al ritmo de 5' va mucha gente y ciertamente coger algo cada 5K o menos sin molestar y/o ser molestado es muy difícil. Lo que más me sorprendió es que mucha gente parara a caminar para beber. Yo creo que no podría, parar y arrancar luego para beber, ¡prefiero aprender a beber en carrera!

El caso es que del K23 al 34 o así. Menuda panzada me he dado de sopetón escribiéndolo, otra cosa es corriéndolo... el Maratón es otra vez tan anodino e insulso como en los kilómetros del principio. Poca animación, bastante alejado del centro y alguna cuestecita maja. En realidad, todos lo sabemos pero cuando llega, bueno pues piensa en lo bonito que será volver a pasar por el centro otra vez. Recuerdo en la parte de animación un DJ italiano con el musicón típico de aquellas tierras en los 90, en plan Gigi D'Agostino. También un momento chulo.

Mis parciales de la Media al K40 son cada 5 kilómetros: 4.37 / 4.48 / 4,36 / 4.48, un poco dispares pero bastante por debajo de 5', aquel ritmo frontera desde la Media Maratón. Hay kilómetros que creo que me estoy pasando y relajo un poco. Seguramente al final pagara ese exceso de gas pero me sentía tan bien, y creo que estaba entrenado para ello.

Desde el K35 estamos en el centro ya para no perderlo hasta meta. Animación, calor, adoquín, ¿os he hablado del adoquín? Siempre se nota, no sé qué porcentaje de la carrera será con él pero es posible que más del 50%, Imagino que es como todo, cuando vas bien 'ni lo notas', y cuando vas regular (por decir algo...) pues te acuerdas de porqué lo pusieron allí. Se hace durete la verdad.

En Piazza Navona todavía había gasolina, el rictus ya es otra cosa...

Cuando paso a un español le animo a tirar. Con alguno hago grupetta pero ya a esas alturas es un sálvese quién pueda. Se nota el calor y los kilómetros, aunque el ritmo aguanta el cuádriceps está cargado y ya es dolor de piernas generalizado :) Ya no me acordaba de tales kilómetros en un Maratón de los de "macho has llegado hasta aquí, no me vengas con dolor, es lo que toca".

Me encantaría deciros que la parte final es preciosa pero es verdad que cuando más bonito es, más cercano estás hacia la meta, por lo que más cascado estás y menos lo aprecias. Piazza Navona, Piazza Spagna... hay un momento Maratón de Madrid (cuando estás en Atocha con el recorrido de los últimos años al lado del Retiro y te llevan hasta Goya...) aquí parece que estás al lado de la zona del Coliseo y te dan la vuelta hacia Vía del Corso y vuelta otra vez en Plaza del Popolo dices arrgghhh. Así que desde el K38 al final se te hace eterno.


Piazza Spagna es preciosa... ya en el K40 de un Maratón no sé si tanto :)

Aguanté bien bien hasta el 38 y ya a la 'me-cago-en-diez' (como dice una compi de mi curro) desde el K40. Para de dónde venía creo que demasiado. En esos momento solo me repito "tío, más fundido, pero no te pongas a andar que mueres. No eres capaz de seguir, ni de broma." Así que aunque acabe fundido pongo piloto automático de 'finisher' ya a 5' muchísimo pero sabedor de que voy a llegar. No sin el cuestón final que te meten, con túnel incluido, antes del kilómetro final. Al menos es a la sombra... lo cuál no es moco de pavo con la solaera que nos están cayendo.

¿Sabéis lo que es un kilómetro final de Maratón después de todas las peripecias que os he contado? No las del Maratón de Roma, sino la del Maratón que llevo corriendo durante 3 años y medio para esto... Ufff, si ya era emocionante, ver a mis tesoros en la cuesta abajo de Vittorio Emanuele justo antes de enfilar la vía que da al Coliseo es emocionante. Les saludo, me ven, les veo. Joe, mejor final imposible. En un Maratón tan multitudinario nos hemos encontrado casi en línea de meta y me ven terminar 'dignamente' :)
Flash para el recuerdo.

Recta final y...

Las piernas aceleran un poco y al final ese parcial final de 2.195 metros sale a 5.27 el kilómetro que como reventón, es sobresaliente :)

Entro lanzando besos, señalando que llevo 9 maratones con los deditos, levantando los brazos... como si hubiera hecho 2.45 vamos. Paso la línea de meta y me ofrezco a que me pongan la medalla como si fuera la olímpica. Foto de rigor con centurión incluido y... felicidad absoluta.


La foto guiri donde las haya.

3 horas 30' 37' (1.370º clasificado sobre 11.730 llegados. 4'59''/K) Casi en el 10% :)

No automatic alt text available.

Me ha costado más de una semana escribir este tocho. Si alguien ha llegado hasta aquí, le compadezco :)

Las sensaciones y emociones de este Maratón, del reto de volver a correr con Filípides tras tantas cosas es impresionante. Creo que querer es poder, con perseverancia, constancia y... amor propio, como decía mi madre.

Me encantaría pensar que es el primero de muchos Maratones que podré realizar a partir de ahora. Que podré hacer muchos de esos que "tenía en la lista". De momento, como no sé si eso ocurrirá o no, lo que quiero es, disfrutar este, apreciar esto.

Image may contain: 2 people, people smiling, people standing and outdoor
Felicidad congelada. ¡Noveno Maratón! ¡Lo conseguí!

Cuando lo pierdes todo en el mundo del correr y tras mucho tiempo, vuelves y puedes degustar un Maratón de Roma es como congraciarte otra vez con todo aquello que te apasionaba. Con una de esas pequeñas grandes cosas que te hacen sentir vivo. No sé que tiene el Maratón pero una vez lo pruebas, si te gusta, es difícil dejar de probarlo.

En esas estoy. Disfrutando. Prometo retomar el blog y seguir dando la lata. "Aunque ya nadie lea blogs" ;) Quiero escribir de cómo lo preparé, de cómo salió, de por donde sigo y de próximos retos, porque espero que haya muchos.

Muchas gracias a todos.

sábado, 1 de julio de 2017

A por el noveno: Maratón de Roma 2018

Ayer me regalé la inscripción al Maratón de Roma 2018.

A ver, no penséis que fue un calentón producto de cobrar la paga extra de julio ;) la idea lleva en mi cabeza desde hace años, la de volver, la de hacerlo el año que viene y correr Roma, ya unos meses.

De hecho, tras completar la Media Maratón de Madrid en abril salí tan motivado y mi cuerpo me seguía lanzando la sensación de que poco a poco iba a más que decidí que si, que en 2018 tocaría el regreso, entonces reservé (con cancelación gratuita ;) el apartamento de marras cerca de Piazza Navona.

Pero antes viene el porqué Maratón, otra vez, y porqué Roma:

Maratón
Tras dos años y 8 meses de la caída de moto, apenas unos días después de completar mi octavo a Maratón en Castellón (diciembre 2014, lo escribo y me parece que ocurrió hace un siglo), he progresado desde correr unos metros, unos kilómetros a trote cochinero, unos cuantos más a paso más fluido... Hasta lo sucedido esta misma temporada donde ya por fin he podido meter 3 días de entreno semanal (antes imposible por la rodilla), rodar durante 15-20K sin problemas y rebajar mis marcas de 10K en esta 'tercera fase de correr' (es la tercera lesión que tengo...)

Todo eso, conducía a Maratón. Es difícil de explicar porqué, sinceramente, cuando algo te gusta mucho te ves explicando lo evidente, lo evidente para ti, claro está.
Digamos, de forma resumida, que es la distancia en la que más disfruto no sólo en términos de
carrera y reto sino también de la preparación que implica: estar 3-4 meses con sus altos y bajos
focalizado en ello, pudiendo además completarlo en sitios para el recuerdo. Una aventura moderna.

Desde que me caí, aunque ha habido momentos ciertamente malos, no he dejado de pensar en que todos estos pasos me conducirían a correr uno en algún momento, en algún lugar.

Roma
Estoy muy ilusionado, con muchas ganas y todo eso... Pero no sé si será el primero de otros tantos, hasta que el cuerpo y la mente aguante, o el último.

Caerte tiene su parte positiva: vuelves a valorar todo como por primera vez, más en su justa medida diría yo, y aprendes a vivir el hoy sin tener mucho ojo en el mañana, dentro de unos límites. Hace unos años escribía por aquí que quería correr 50 maratones... Un día se te cruza algo y no llegas ni a debutar.
Mi enfoque para la elección era: "quiero que sea esa clase de Maratón que me gustaría contar a mis nietos que corrí". Total, ¡si puede ser el último! Esto quiere decir que si vas por el terreno de la épica y lo mítico del lugar, en realidad, no te salen tantos...

El caso es que Roma completa lo mítico de la plaza, no tengo que contar mucho sobre esto: ciudad milenaria, Maratón olímpico, enclaves en el recorrido impresionantes como El Coliseo, las piazzas, El Vaticano, Bikila, etc. Pero también un recorrido 'durete'. Es decir, no sería el típico maratón que elegiría estando en forma, ¿por qué? Adoquin, ciertas cuestas y tiempo meteorológico incierto.

Con en un ojo en cl corto y otro en el largo plazo, no se me ocurre mejor lugar. Al tratarse del regreso no tengo pretensión alguna, mi intención es prepararlo con un máximo de 4 días y terminarlo. Pero podré hacer Roma. Un sitio 100% motivador. Insisto, si a mi cuerpo le da por recuperar la forma,
estaría en el furgón de cola de Maratón a elegir en base a trazado. Mi situación actual cambia esto y me permite disfrutar 'sin presión' si se puede decir esto en un Maratón pero meter una plaza mítica y... Tener la ilusión y la motivación requerida para semejante reto.

Seguiremos informando, ahora a descansar, de septiembre a enero, pre-preparación y de enero al 8 de abril: la preparación, salud mediante. Por supuesto.

martes, 20 de junio de 2017

#Sub38Again Carrera Norte Sur

Esto empieza a parecer un blog de un regreso en toda regla, de un Rocky Balboa que nunca se rindió y un día empezó a ver de nuevo como la fortuna le sonreía ;)

Si ya sé que esto de los blogs cada vez se lleva menos pero aunque algún día nadie me lea seguiré dando la chapa por aquí, ¿por qué seguir tecleando? Porque siempre me tomé esto como una bitácora personal que pueda consultar para tomar perspectiva, recordar y motivarme.

Porque aunque hay momentos malos, la moraleja es que terminan pasando. Y aunque hay momentos buenos, la cosa es que aprendes a entender que nunca duran para siempre.
Como en la vida, al final es un resumen de altos y bajos, de un camino a recorrer donde la sensación y la emoción de la historia acontecida es lo que prima.

Hace un mes estaba pletórico porque conseguía, ¡por fin!, bajar de 39' en la Carrera del Agua, apenas unas semanas después, he conseguido materializar el sueño de bajar de 38' en una carrera con perfil tan variopinto como la Carrera Norte Sur, con mucha bajada pero con una cuesta inicial y repechos interesantes.
Como en aquel momento, mentalmente empecé a creer desde que lo puse en el blog que un buen día, motivado, creía que podría conseguirlo y así fue. En realidad, sigo haciendo lo mismo, es verdad que el entreno acumulado, siempre el mismo insisto, sale ahora pero que el coco empuja es una verdad como un templo... Y llevo un tiempo que empuja y derriba como antes solía.

De hecho, es la primera carrera en la que sufro terminando para conseguir lo anhelado hasta entonces iba a crucero pero nada me invitaba a luchar 'un poco más'. Faltaban para qués... No sé si los he encontrando pero su invención me funciona :)

Pasé el cincomil en 19.17 (19.22 de la Carrera del Agua) y en ese momento pienso que a pesar de la bajada de Serrano va a ser ciertamente difícil bajar de 38... Al menos pienso que puedo rebajar los 38.42 del Agua. Me requería hacer una machada que en dos años y medio no he visto ni en pintura.

Sin embargo en el K7 vislumbro que prácticamente tenemos tres en bajada y empujo y encadeno kms a 3.40, 3.36 y 3.34 final ( el Garmin lo da largo e incluso reza 3.27 ) pasando a Tamara Sanfabio y mi querida Recu en los kilómetros finales.
Nuevamente para tomarlo en perspectiva en último tres mil de hace un mes, los parciales eran de 3.50, 3.50 y 3.40 bajando Bravo Murillo y entrando en el recinto del Canal.

37.57 a 3.48 de media y 101 clasificado de unos 4.400 llegados.

Sigo con peso de más, continúo con entrenamiento de menos, pero la salud me respeta y se consolida, y mi cabeza cree y se pone a ello cuando tiene que correr.

Última carrera de esta bonita temporada, colofón con marca para mi querida San Silvestre Internacional que hace unos meses parecía a años vista y, ahora, la decida correr o no, la tengo en mis manos.

No sé a vosotros, pero a mí correr me hace creer más en mí y en lo que puedo conseguir con mis medios, no importa el campo de aplicación. Entre otras muchas cosas...

Feliz verano, en breve disertaciones sobre la temporada que finalizo y la que espero escribir a partir de septiembre :)


lunes, 15 de mayo de 2017

#Breaking39 Carrera del Agua

Kipchoge estuvo cerca del #breaking2 hace una semana (no he tenido tiempo de hacer una entrada como se merece pero quede el breve apunte, aunque ya comenté mucho en Twitter, que me pareció un fabuloso y loco intento humano, tecnológico y deportivo. De esos que inspiran nuestros pequeños grandes retos :) en mi caso ayer rompí la barrera de los 39' en la clásica Carrera del Agua.
Tras más de 70 diezmiles (con algunos por debajo de 34') mantengo la ilusión de que fuera la primera vez.

Mi evolución sigue su curso, no sé donde se parará y hasta donde me permitirá pero es un hecho que estoy creciendo y me encuentro bien. Esto último, lo más importante.
En febrero me apunté a los 10K de Pinto pensando que ya podría disputar ese hito de 38.XX pero una molestia esas semanas no me permitió siquiera correrla. Seguí con ello en la cabeza y ha sido ahora, dos meses después de cuando puede que ya me tocara, su consecución. Así es correr, así es la vida, llega cuando quiere, pocas veces cuando quieres ;)

Cuando poco a poco vas encontrándote bien, cuando anímicamente tu cabeza acompaña solo necesitas el recorrido y el día para hacerlo.
En mi caso, fue todo. El fin de semana se juntó todo para no conseguirlo (salida el viernes hasta altas horas, sábado de mil compromisos con un sueño de mil demonios y cuerpo escombro...) por lo que me levanté un par de horas antes de la carrera pensando en que sería complicado hacer nada. Pasaron los minutos y fui pensando un ¿por qué no?

No hago grandes entrenamientos. Un par de semanas ya he metido un tercer día (máximo 30K), con un día de algún mil sobre 4'... Vamos nada del otro mundo. Nada que indique que puedes correr 10K a 3.53, pero así es mi cuerpo y mi cabeza. Se guía mucho por sensaciones. Los 3 rodajes de 17K y la
Media de Madrid me dieron algo más de fondo y motivación. Y la dura Carrera de Valdebebas con perfil montañero y un primer cinco en 19.24 me hicieron pensar que creyendo en un buen día, podría, que podría mantener y matar en la segunda parte de la carrera.

Y salió!

Salida de locos a 3.28 el primer mil, corto compensado por 3.56 el segundo, y 4.08 el tercero más largos, buenos ritmos bajando buscando el Bernabéu y la pica más importante de la carrera, remontar Castellana y no perder comba. Esta carrera es muy táctica. Aunque luego tienes una bajada brutal si pierdes mucho subiendo no conseguirás suplementar. Subiendo sufro para no perder esos segundos preciosos, no sé si me estoy dejando toda la gasolina antes de necesitarla para la bajada pero es la táctica que he elegido, y marco el 5 en 19.22 ( el año pasado en 23' ;) en ese momento veo que es posible (en casa me había marcado mentalmente un máximo de 19.35...) tenía margen y el perfil se
convertía en favorable desde el 6, sobre todo desde el 7. Subiendo un poco las marchas, manteniendo,
debería ser posible, si no había quemado todos los cartuchos.

Como en la primera parte de la carrera, los kilómetros salen largos o cortos al antojo de cómo los han
situado. Creo que la media es poco más de 3.50 excepto el final que debe salir por debajo de 3.40.
¿Lo mejor de todo? Iba bien pero no a tope, no muerto. Creo que con un fin de semana de descanso igual el botín era mayor. De hecho, no aprieto hasta el 400 final sabiendo, controlando, que el objetivo estaba más que conseguido.

38.42 (3.53/K) 161 clasificado de 2.622 llegados. Segundo cinco mil en 19.20. Corriendo en negativo por -2", de manual vamos :)

Para ponerlo en perspectiva: hace un año, en el mismo sitio, tras 17 meses de la lesión, corría mi
primer diezmil desde el parón en 45.35, ayer en 38.42.
En octubre, corría 'a tope' 3' más lento en el Edward:

Mis diezmiles en 2016-17

Trofeo Edward (02/10/2016) - 41.42
Canillejas (20/11/2016) - 39.51
Aranjuez (18/12/2016) -39.56
Páris (08/01/2017) - 39.31
Carrera del Taller (12/03/2017) - 39.41
Carrera del Agua (14/05/2017) - 38.42

Sigo en una nube. Este estado parece que viene para quedarse. Me queda la Carrera Norte Sur en junio, pensar en sub38' es mucho pero en bajar unos segundillos de lo de ayer...  ¿por qué no?

Sería una gran despedida a una gran temporada de regreso. Parece que la definitiva. 

Gracias a todos. Seguimos.

martes, 4 de abril de 2017

Media Maratón de Madrid 2017 o el renacer

Por fin llegó el gran día de volver a correr una Media Maratón.

Como comenté en Twitter el día de la recogida del dorsal, el mero hecho de que la carrera tengo en su nombre la palabra 'Maraton' ya me pone ;)

El caso es que suponía una 'prueba de fuego' de cara a saber si podía correr 21K (y pico), al final, con calentamiento debieron salir unos 25K, que el cuerpo lo resistiera (17K mi mayor 'tirada' durante estas semanas) de cara a creer en que definitivamente me estoy recuperando e incluso puedo soñar con cotas mayores en forma de reto en la distancia que tanto amo.

Muchos meses de apenas dos días de correr (unos pírricos 20K semanales de media) y dos días de bici estática de apenas 30' cada uno, son una fórmula bastante precaria de cara a afrontar un Medio Maratón. Nunca le recomendaría a un neófito hacer una Media con ese bagaje tan justo, el caso era saber si mi cuerpo podría llegar con eso.

Tuve la suerte de contar con el gran apoyo de mi gran amigo Ric, jo, son tantas las batallas que ya sumamos que me encanta, me divierte y me emociona que pasen los años y podamos seguir compartiendo ratos tan buenos. Yo quería plantearle 1.35 como objetivo corriendo a 4.30 y él, me insistió en que podríamos intentar 4.20, luego ir ajustando y ver si las piernas daban de si.

Pasando por la Casa Árabe

A pesar de salir el primer kilómetro a 4.40 fuimos regulando en la subida, encontrándonos bien, no divisando muy a lo lejos el globo de 1.30 hasta el K12 o así. El caso es que pasamos el diezmil sobre 43.40 en la parte más dura y pienso que si aguantan las piernas (hay que tener en cuenta que no corría  21K seguidos desde hace dos años y medio...) podemos estar en 1.32 largos. Lo mejor de todo fue
bajar, y subir algún tobogán, y bajar, porque así es Madrid, como una montaña rusa :) y marcamos parciales muy firmes, bordeando terminar incluso en 1.30 y pico. Lo cierto es que cuando ya estamos sobre el K17 en el Retiro pudimos encontrar una marcha más pero Ricardo iba bien de corazón pero justo de pie, y yo preferí mantener para seguir disfrutando con él.

Entrando al Retiro con gesto 'medio' maratoniano ;)

Ya sentía el cosquilleo en las piernas,  ese tipo de 'cosas' que notas en la parte final de un Maratón, ¡porque para mí estaba siendo lo más parecido a uno! Bordeamos los dos repechos de Alfonso XII y Alcalá y llegamos al Retiro eufóricos, con los brazos en alto y un tiempo de 1.31.26 (clasificado 1.125 sobre unos 16.000 llegados, ya como Veterano A, ¡horror!)

Un sueño. Remar tanto para llegar a puerto y ver qué puedo correr una señora Media Maratón a un ritmo decente y con buenas sensaciones, de no morir. Vale que está a años luz de mis tiempos de 1.16 (1.26 figuraba en el original, en qué estaría pensando... ;) pero ni los entrenos son los mismos, ni el momento temporal, ni... ¡Qué más da!

Exultantes con las preseas :)

Firmo esto un millón de veces, sentir que puedo correr, disfrutar, participar de la fiesta y tener autonomía de kilómetros como para completar medios maratones, lo reconozco, siempre me gustaron más las largas distancias y.... Soñar con Don Maratón.

Dese el domingo no dejo de soñar con él y mi cabeza da vueltas pensando que en que a este ritmo, avanzando en la transición podría preparar uno para 2018, why NOT? Me apunté a la Media de Madrid antes de creer y saber que podría correrla.

Puse el objetivo y mientras tanto, encontré los medios para llegar a él.

Como otras tantas veces, como en otros tantos ámbitos.

Espero y deseo que pasaran buenas carreras... Yo espero seguir disfrutando de las mías :)

PD. Un millón de gracias a los ánimos en carrera y en redes sociales. 

lunes, 27 de marzo de 2017

Transición

Si en la anterior entrada me las prometía muy felices, los últimos dos meses han sido momentos de valorar todo lo conseguido hasta la fecha en este proceso de recuperación, sentir vértigo por pensar que podía recaer de nuevo y, finalmente, recuperar el ánimo y las fuerzas para seguir mirando adelante.

A mediados de febrero tenía los 10K de Parla pero esa semana llegué tan cargado de rodilla (apenas podía bajar escaleras sin morir de dolor) que tuve que recurrir a osteópata, dejar pasar la carrera que tanta ilusión me hacía para intentar un sub 39' y recuperar con mucho tiempo de por medio y un poco de miedo por otro lado.

Hace un par de semanas pude resarcirme en parte con los 10K del Taller de Valdebebas, 39'41", donde rocé psicológicamente el sub 39' (si, lo sé, es algo tonto, pero me hace ilusión ver los 38 en el reloj ;), pasando el cinco en 19.24 y luego muriendo en las cuestas de lo que restaba de carrera con un calor de aquí te espero. Me lo pasé bien, la verdad, soñé que sufría y me vi haciéndolo de nuevo en otras lides.

Para terminar la ilusión de los próximos pasos. Este próximo domingo el Medio Maratón de Madrid. Al que solo le pido que me deje correr la versión chica de la mítica distancia en buena lid, en mi ciudad, con mi gran amigo Ric.

He hecho alguna 'tirada' de 14K y una de 17K, algo más de 20K semana los últimos meses en este plan tranquilo que llevo de correr dos días y bici estática día días... Ya habrá tiempo para más... O no, pero este domingo sé, que Madrid no me dejará igual. Le tengo muchas ganas y sigo soñando :)

Os veo el domingo, abrazo fuerte.