miércoles, 19 de octubre de 2011

Llegó el DEDITO y mandó parar #maratondonosti

Parafraseando lo que ocurrió en Cuba hace muchos años y que nada tiene que ver con esta historia... ayer fue el primer día en todo el proceso de preparación para el Maratón de Donosti que tuve que incumplir el Plan.

No deja de ser gracioso (o luctuoso según se mire) que justamente el día de mi Cumpleaños, el día en que el que suscribe alcanzara la tierna edad de 30 años, aquella en la que decidió debutar en la mágica distancia, el dedito pequeño del pie, aquel que figura junto al meñique y que a ciencia cierta no sabemos su función a día de hoy se pusiera rojo, colorado, hinchado como una canica de las de antes.

Desconozco el motivo.
No recuerdo que hubiera golpe de por medio, ni agresión desmedida... más allá de las que someto al cuerpo a diario para cumplir el pacto con Filípides... el caso es que vestido de correr, duré 10 pasos, y tuve que dar marcha atrás y regresar con las orejas gachas.

Por suerte, salía del Gimnasio y pude reaccionar y subir a completar una hora de bici elíptica para compensar el trabajo aeróbico no realizado. Ya sé que no es lo mismo pero con semejante situación, demasiado fue. Incluso en un aparato estático como la elíptica el dedito molestaba dentro de la zapa, embotado en calcetín y revestimiento correduril.

Dedito malo (el primero desde la derecha, junto al meñique)

Dedito bueno (para comparar, aspecto normal)

Son feos, ya lo sé, pero eso es otra historia.

Me lo tomo con humor. Corrí a la Farmacia y pedí lo que fuera. La supuesta experta no me supe decir qué ni por qué, pedí Traumeel, otras veces me fue bien, y es lo que apliqué desde anoche junto con Ibuprofeno, ¡menudos dolores durmiendo!

Hoy descansaré nuevamente de correr y espero que mañana sólo haya sido un sueño de achaques en el día que cumplí 30 años, cuando una de las partes fundamentales de mi cuerpo para correr, aunque yo no lo supiera, se rebeló de forma vil.

6 comentarios:

Antonio Perea dijo...

Sí que es una lesión curiosa, si no recuerdas ningún golpe que te lo doblara será entonces muchos minigolpes sumados. Espero que se cure pronto que tu forma de llevar el plan de entrenamientos es digna de admirar. Saludos!

Quique dijo...

Animo Dario, seguro que tu cuerpo ha detectado un sobreentreno y te ha mandado parar unos días, la bici y la eliptica son buenos complementos para no perder forma.....te lo digo por esperiencia!!!

FELICIDADES por esos 30 tacos.

Un saludo
Quique

Ironmind dijo...

Feleicidades Darío ...
Un comentario ... ¿ he contado el mismo numero de dedos que de uñas ? ... me da a mi que tu no haces suficientes kilómetros ... jaja, es broma y recuperate sin machacar el pie.

Rosa dijo...

Y eso Darío? Q cosa mas rara!!! si no consigues que cure con hielo, ibuprofeno, vete al medico...Animo!!

Arturo Pardo Gonzalez dijo...

Mucha fuerza amigo , dale duro y los contratiempos en la preparación de un maratón son normales y una vez pasado te hace más fuerte.

Ya queda muy poco y todos los que te conocemos sabemos que lo vas a hacer de cine.

Un abrazo y aleeeeee !!!!!

Darío Collado dijo...

Gracias a todos!

Parece que 'eso' se solucionó, más o menos, ahora me quedan el resto de achaques ;(

Un saludo!