sábado, 1 de enero de 2011

Una San Silvestre para el recuerdo

Tras decidir correr y dedicarle la San Silvestre a mi abuelo me concentré lo mejor que pude en hacerlo cómo cómo él se merecía. Aunque bien es cierto que una cosa es la ilusión y el empeño que uno le pone y otra, el límite físico de cada uno.

Los últimos años he pensado que tu tiempo en la San Silvestre arroja entre 20'' y 30'' por encima de uno que acabes de marcar (Aranjuez, diciembre) en liso o que estés apunto de hacer (Páris, en enero) por ello, en mi caso, viniendo de 35'07'' hace dos semanas en el primero de los lugares lo lógico era pensar que me movería por los 35'30'', sin embargo, y puestos a apostar, salí a bajar de 35'.
No salió, como tantas veces, pero es que, cada año me lo repito, esto no es una carrera más, ni es una carrera normal: es la San Silvestre Vallecana.

Segundos antes de la salida, toda la élite afilando los dientes. Foto cortesía Nike Running Spain Facebook

Cómo le decía al bueno de Arturo en el metro (vaya carrerón el suyo, me pasó como un cohete en el K8 metiéndome 27'') hay dos posibles formas de correr esta carrera:
1. versión kamikaze: sales a muertes hasta el K8 (momento en el que llegan las cuestas) y te llevas en el zurrón todos los segundos de ventaja que puedas para acabar 'cómo tus piernas te dejen'.
2. versión conservadora: vas a ritmo pero sin morir, y confías en que la 'reserva' que te has dejado alimente tu subida en los puertos vallecanos.

En mi caso, siempre he empleado la primera, cuando hice mejores marcas y estos dos últimos años y, ésto, explica principalmente que llegue sin fuerzas a Vallecas.
Me da un poco de respeto la segunda teoría porque no sé si 'guardar' durante 8K te compensa lo suficiente para el plus que luego notarás... pero tras la experiencia de los últimos tiempos igual empiezo a cambiar para sucesivas ediciones. Ahí está el ejemplo de Arturo pasando el K5 en 17'30'' y terminando en 35'03''.

Primeros metros y la élite a todo tren. Foto cortesía Nike Running Spain Facebook

Divagaciones al margen, salida multitudinaria y la consigna de seguir a Jose, mi entrenador, tras hacer un primer mil algo más relajadito (K1 3'38'') para ir metiendo más marchas poco a poco.
La carrera retornaba a Serrano y a la parte antigua del circuito con su bajada y posterior subida hasta que comienzas a llanear a la altura de El Corte Inglés y las lucecitas de navidad de las tiendas más chic de la ciudad (K2 3'17'' y K3 3'25''), Jose se me empieza a ir en Colón justo en el momento que me aparece un dolor de espalda, de riñones diría yo, inédito en mi historia personal de dolencias varias... después desaparecería durante la carrera, y hoy escribiendo sigue presente (nota mental: ¡mirármelo!)

Hacía 5 años que no pasaba por la Puerta de Alcalá iluminada (el año pasado no iba por allí y fueron 3 largas ediciones sin correrla) y la imagen sigue siendo tan espectacular como cuándo entonces... a esto que llegamos al K5, Jose a unos 20 metros, pero un punto por encima mío.
Paso en 17'13'', lo que quiere decir que voy bien para hacer 35' lo que sea, pero muy justo para entrar en 34's (en 2009 lo pasé en 17'40'' para hacer 35'59'', y en 2005 en 16'40'' para terminar en 34'31'')
En la rotonda de Atocha y ya plagado de gente animando, me quito la música, me encomiendo al sufrimiento, me acuerdo de mi abuelo (como en cada zancada de la carrera) y tiro, como puedo.
A pesar de ir en bajadas ya voy con la gasolina justa (K6 3'32'' y K7 3'34'') y si ahí ya me estoy desangrando, no quiero ni pensar lo que me encontraré en Vallecas.

Últimos dos kilómetros: donde empieza realmente la carrera. Los pasos oficiales dicen que paso el 7,5K en 25'30'' (tardo 10' en hacer 2,5K, ¡a ritmo de 4'!)
Martínez de la Riva, siempre preferiré la antigua subida por San Diego, me parece interminable e imposible de digerir, sus rampas son el golpe de gracia a tu carrera. Ahí consigues marca, o te arrastras. En mi caso lo segundo. Recibo el ánimo de padres, tíos, primos, amigos... y mi abuelo observándome en todo momento, claro está. Incluso de corredores, antes, durante y después de la carrera.

Paso por el K8'5 en Carlos Martín Álvarez junto a Azara García (9ª mujer)

Comienzo de la rampa de entrada al estadio ya ciego, un amigo me grita 'corre por tu abuelo Darío' y me pego un sprint de lo último que le quedaban a mis piernas, la finalizo mirando el crono ya castigado a base de bien [ver vídeo de corriendovoy.com] (K9 3'50'' y K9 3'55'') y los giros de dentro del terreno de juego en los que termino como puedo, en 35'31'', 176º clasificado. El año pasado finalizaba el 228, y este año acreditaba la marca 203.

Actualización 14 enero 2011: publicados los tiempos netos, 35'27'' y 167º clasificado.

Mi 3ª mejor SSVI (mejores en 34'31'' y 35') en 7 participaciones, y 30'' mejor que el año pasado aunque todavía a un minuto de mi MMP en esta carrera en 2005 (34'31'')
Ver gráficos y numeritos de la carrera en Garmin Connect


Termino satisfecho, llegué a soñar que bajaba de 35' antes de la carrera y en algún momento de la misma pero en el fondo consciente de que era más una quimera que otra cosa.
Quizás en el Trofeo Páris llegue en ese momento.

Como decía mi compi Benjamín de Aluche 'tienes que pensar que hace un par de meses estabas lesionado', y siendo así, he conseguido mejor marca que el año pasado cuando en esa edición yo pensaba que llegaba como un toro.

Sueño con dedicarle a mi abuelo algún día una San Silvestre entre los 100 primeros o en la que consigo bajar de 34' :)

7 comentarios:

Juanqui dijo...

¡Enorme!

Me ha encantado la crónica, nose pero me ha recordado a las que escribo yo, desde muy dentro. La única diferencia son tus tiempazos, ya quisiera yo, pero pienso que con el tiempo todo llegará, aún llevo poco en esto.

Un saludo, con tu permiso te sigo.

¡Feliz año!

Arturo Pardo Gonzalez dijo...

Feliz año nuevo amigo , seguro que tu abuelo estará muy orgulloso de tí , lo distes todo y eso es lo que importa.
Después de tu parón por la lesión el reencuentro con el asfalto ha sido espectacular.

Un abrazo y sigue entrenando.

Suerte en el PARIS.

Arturo

gargar dijo...

Que tío mas grande!! en el París a por ese sub 35min... yo siempre he corrido con la táctica kamikaze, pocos atletas son capaces de pinchar poco en Vallecas, casi todos pinchamos en condiciones y para muestra los parciales de la clasificación. Si tienes un par de años de continuidad estoy seguro que lograrás tu sueño en la Sansil.

Un abrazo y feliz año!!

Nymarathon dijo...

Hasta los que corréis de la leche os obsesionan los segundos y las marcas, el triunfo es acabar con la sensación de darlo todo el carrera, y tú lo hiciste, por ello debes de estar muy contento y tú abuelo lo estará más aún.

Darío Collado dijo...

Gracias a todos!

@Juanqui
Me alegro que te guste, bienvenido por aquí. He echado un vistazo a tu blog, mola!
Con entreno, salud y ganas todo llega, ánimo!

@Arturo
Espero que sí, lo cierto es que no podía más. Cada día me encuentro mejor, ya sin dolores ni molestias y parece que la máquina quiere seguir evolucionando, espero que el Páris confirme las buenas sensaciones actuales.

@gargar
jeje, hay algunos que no sabemos correr de otra manera :)
Ojalá mis piernas te escuchen, no será por interés, qué carrerón el tuyo!

@NyMarathon
Que levante la mano el primero al que no le preocupen las marcas y el ritmo en el parque, es normal, aunque bien es cierto y como tú dices que si lo has dado todo, nada quedo dentro de tí que te haga pensar que pudiste ir más allá.

Un saludo!

Guillermo dijo...

Estaba deseando leer como te fue finalmente.
Que ojo tienes, clavaste los 35'30" de tu predicción.
Me sigue alucinando los huevos que le hechas y como lo cuentas.
Un abrazo, seguro que el 2011 lo rompes.

Darío Collado dijo...

Gracias por el seguimiento Guillermo, cada vez más fuerte y más fácil con gente apoyándote :)
Muchas gracias por los deseos, un saludo y feliz 2011!