jueves, 11 de diciembre de 2008

Mantenimiento

¡Que no cunda el pánico! (sobre todo por Malagueta, mi asiduo lector ;)

Continuo corriendo después de mi NO SUB'39, estas dos semanas menos de lo que debería (apenas 3 sesiones de 5-7 kms por cada una de ellas) pero al fin y al cabo en fase de mantener lo logrado: volver a correr.

Sopesé participar en algún diezmil en el que todavía podría haber conseguido marca para la SanSil (porque estoy convencido de que lo hubiera hecho) pero ni me convenció correr en un pueblo perdido de Ciudad Real en pleno puente de la Constitución, ni Akiles me encajaba dentro del Tourmalet particular de comidas-cenas navideñas que tengo el 12 y 13 de diciembre.

En definitiva, esta semana me he reconducido y animado a salir cada día a pesar de las lluvias (como el martes), o el frío (como hoy a las tantas en la soledad del parque) para llegar a la conclusión de que tengo meter alguna carrerita para centrarme y no perder el norte porque de lo contrario, la cabra tira al monte, y no son pocas las tentaciones a las que uno tiene que sobreponerse en el camino de la vuelta a la rutina correduril y una dieta razonable.

Por ello, el 21 de diciembre voy a la I Carrera del Dulce Navideño con un recorrido sinuoso de 8K en las inmediaciones del INEF para desollinar y quitarme el mono de carrerita a fin de año, y el 11 de enero al ya clásico Trofeo Páris en el Parque Lineal del Manzanares, como una buena piedra de toque para ver con qué forma empiezo 2009.

Porque mi año empezará con Plan, ya no habrá entrenamientos caóticos.
Volverán las series, los rodajes largos, el farletk y la tiranía de la hoja de ruta, y aquí lo contaremos... pero eso será a partir del 12 de enero, hasta ese momento rodar, no ganar mucho peso y navidad y todos sus efectos colaterales.

2 comentarios:

Malagueta dijo...

Ya, ya...... y encima la única carrera que vas a hacer se llama la del "Dulce Navideño"......

Te perdemos, tío..... jajajajjja...!!!

Un abrazo

dariorunning dijo...

que le voy a hacer, no le pongo yo los nombres a las carreras, y encima creo que nos vamos a forrar de polvorones :)

nos vemos en el Páris