jueves, 18 de diciembre de 2008

Donar es bueno para el runner

El martes doné sangre en mi empresa en una campaña con Cruz Roja que organizamos desde RRHH.
La sangre no se puede fabricar, es imprescindible para cualquier acto médico, tratamiento de enfermedades o el rutilante e indeseado accidente de tráfico que cualquiera podemos sufrir.

En los bancos de sangre de la Comunidad de Madrid hay una escasez galopante y ya hay operaciones que se están retrasando al no tener el compuesto de vida necesario.
Hay que recordar que para una sola intervención se pueden llegar a utilizar ¡hasta 30 bolsas!

Dono desde que puedo hacerlo, cuando cumplí los 18 años (el peso nunca fue un problema ;) y he intentado hacerlo maximizando las oportunidades con las que cuentas a lo largo del año (4 veces hombres, 3 mujeres) estuviera entrenando o no.

Si corres, siempre puedes organizarte para que tu donación no coincida con un periodo de carga de entrenamientos, ya que hay que recordar que el mismo día no "debes" entrenar, y el día siguiente te lo debes tomar con tranquilidad.
Por lo demás, es estupendo, renuevas sangre (algo totalmente necesario) y ayudas a que alguien la reciba con un incremento de oxígeno superior a la media ;)
Todos podemos necesitarla algún día y ser receptores en lugar de donantes.

La próxima ocasión que veas un autobús de la Cruz Roja, acércate y dona.

1 comentario:

Malagueta dijo...

Pues sí Darío, la verdad es que tienes toda la razón. No he donado sangre en mi vida (no me gustan nada las agujas), pero es cierto que hay que ser solidario con estos menesteres, pues puedes ser tú el que un día necesites de ella.

Tendré que planteármelo y ahuyentar mis fobias.

Un saludo