lunes, 11 de agosto de 2014

Back to basics. Cargando pilas en verano

Hace unos días hablaba de cómo había sido la temporada recién terminada, importante momento del análisis posterior pero también como piedra de toque para saber cómo quieres que sea la siguiente, al menos el comienzo de lo que vendrá durante 12 largos meses.

Siendo así, aprendiendo de los errores, siguiendo consejos del osteópata, incorporando buenas prácticas leídas o conocidas este verano me estoy centrando en las siguientes líneas, nada nuevo bajo el Sol pero conceptos que quizás las últimas campañas había olvidado casi por completo, volviendo a los principios básicos:

- Postura de correr: había mutado hacia un cuerpo tenso echado hacia delante, con una pisada muy mejorable. Generador de tensión y lesiones.
Estoy trabajando en cada sesión de rodaje "lento" el reconocer mi cuerpo, correr pensando en si voy erguido pero no crispado, si apoyo con metatarso o no, etc.
Además, entre uno y dos días de técnica de carrera para reforzarlo. En pretemporada, más importante que nunca.

- Entrenamiento cruzado: hace 10 años que no nadaba (cuando iba a la piscina de Metropolitano durante la carrera para complementar con la correr a pie), desde febrero no cogía la bici... Mi objetivo es meter un día de cada en disciplinas distintas a correr para fortalecer de otra forma, pasarlo bien y tener más ganas aún de trotar cuando me toque el día.

- Cuestas y escaleras un día a la semana: un fijo en pretemporada que había dejado atrás.

- Ejercicios de propiocepción: con tabla tipo bosu en casa casi todos los días saco un rato, así como otros ejercicios de fortalecimiento pélvico. Así cómo abdominales diarios y flexiones.

- Alimentación: un clásico de dariorunning ;) simplemente es cuidar lo que como, mucha verdura y fruta en verano aunque es inevitable llevar bien la semana y pifiarla cuando vas a comer o cenar fuera, aún así merece la pena y poco a poco voy notando los efectos, en una pérdida de 200-400 grs/semana, ahora mismo en 70.9 grs a 11 de agosto. Camino ganado respecto a otras preparaciones donde a finales de agosto me he plantado con ¡más de 73 kilos!

Y sobre todo, volver a disfrutar corriendo sin mirar el reloj y por el siempre hecho de hacerlo, ya sea sólo o acompañado.

Una semana típica me está saliendo en 4 días de correr, 2 lentos, 1 de cuestas y 1 rodaje más alegre (sobre 45K), 1 día de nadar y otro de bici con uno sólo de descanso.

Así durante las próximas 5 semanas para construir la necesaria base del próximo maratón y recuperar la salud de correr y motivación perdida. Veremos!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

qué profesionalidad!!!! nunca fui capaz de tener semejante disciplina cuando corría, simplemente corría, no entrenaba.....
y con el bebé más mérito aún...
@cuegalos

maratonman dijo...

Mas no puedes hacer Dario, asi que me parece muy bien todo lo que comentas y si quieres para rizar el rizo añade ejercicios posturales: http://josepcf.blogspot.com.es/p/refuerzo-postural.html

que el gran Josep nos brinda en su blog,otro crack¡¡¡,aqui solo hay cracks.
Un abrazo.

Darío Collado dijo...

Gracias por comentar.

@Cuegalos a veces olvidamos, yo el primero, que para correr bien y con salud hacen falta muchas más cosas que correr. Ahora en verano es más llevadero. También espero que gracias al esfuerzo de ahora la base me permita reducir más adelante otras actividades y centrarme en correr.

@maratonman mucho tiempo sin verte por aquí! Gran apunte el que aportas muchas gracias por ello es un proceso lento pero creo que merece la pena.

Saludos a todos.