sábado, 22 de junio de 2013

Análisis del Maratón de Milán #MCM2013

Estáis leyendo bien, 2 meses depués de la Milanada vuelco el detalle de lo que aconteció en la capital lombarda.

Debí hacerlo a su tiempo pero ahora, que trascurrido el suficiente, puedo ver en frío cómo fue todo y... empezar a cerrar la temporada 2012-13 como ya comenté en el anterior post.
El último de este curso analizará en profundidad todo mi año atlético pero antes de eso, vamos con Milán, mi último Maratón, donde espero aprender de todo lo sucedido para mi próxima preparación, Francfurt, que comienza en apenas 9* días, ¡el tiempo pasa volando!

1. La preparación
Para entender Milán, hay que saber qué ocurrió antes de esa preparación: Valencia me dejó con sabor agridulce. Con MMP (2.47.28) pero con la sensación de que si no me llego a deshidratar en los kilómetros finales el botín hubiera sido de órdago.
Si a eso le sumamos que fue la preparación 'más light' realizada hasta la fecha, blanco y en botella, para la calenturienta mente de un maratoniano: "si meto más carne en el asador, obtendré un mejor resultado".

Desgraciadamente, las matemáticas no son las mejores amigas de la prueba de los 42.195.
Aposté nuevamente por 6 días por semana de preparación y volúmenes superiores, sin llegar al 'killer plan' que me mató antes de llegar a Rotterdam... el que adopté también era exigente, con 3 días de calidad... y mi cuerpo respondió en forma de rechazo.

Kilómetros en la preparación de mi 4 Maratones:
Donosti 2011: 1.029 kilómetros en 12 semanas* 86K/semana. (Marca final: 2.47.49)
Rotterdam 2012: 1.137K en 11 semanas* 103K/semana. (2.51.09)
Valencia 2012: 836K en 10 semanas* 84K/semana. (2.47.28)
Milán 2013: 1.037K en 11 semanas* 91K/semana. (2.55.47)
*no cuento la semana final del propio Maratón.

Mucha gente me dice que si quiero acercarme a las marcas que ansío debo meter más kilómetros, más ritmos, más sesiones... mi cuerpo, al menos el actual, no tolera tal.
En la comparativa anterior, más allá de que tengamos en cuenta que el día D pueden ocurrir muchas cosas (buenas y malas) y poco o nada relacionadas con la preparación... podemos observar que en mi caso 'menos es más'.

Me lo tengo que repetir constantemente: 'menos es más', 'menos es más', 'menos es más', 'menos es más'.

Y así será a partir de ahora. Tanto para Rotterdam como para Milán no asimilé los entrenos, salía cansado e, incluso, el peor de los escenarios posibles en la preparación milanesa, al borde de la lesión y gripado desde la semana 7, justo cuando más afinado debes estar.

2. La Carrera
Aposté a cara o cruz. Sabedor de cómo llegaba, me la quise jugar y no salió.
No fue nada sorprendente pero no quise quedarme con las ganas de 'que hubiera pasado si...'
Un 2.50 o 2.53 me hubiera dejado igual que el 2.55 largo cosechado.
Son 4 meses de sueños para ése día jugártela, tanto si tienes opciones como si no, jugártela entre comillas claro. Suelo pensar que más arriesgamos cuando menos tenemos que perder, y en mi caso, así fue.

Pasando la Media en 1.23.38 (En Valencia 1.22.24) iba vivo pero ya justo, cuando uno conoce sus fuerzas es difícil engañarse, y lejos del ritmo que me hubiera gustado marcar (3'59'' vs 3'55'')
Del 28 al 31 ya se fueron a 4'05''/K... de ahí a meta la sangría del siglo.

La pisada no aguantó y terminé como pude. Pero terminé. Sumando una etapa de sufrimiento más a mi bagaje como maratoniano.
Mucho más ampliado en la crónica de su momento.


3. Conclusiones 
En los aprendizajes tras Valencia me centré en que pensaba que valía 2.45 y que debía mejorar el apartado del peso, ¡un clásico!

Aquí me reafirmo en ambas pero la parte del tiempo es la menos importante de este lado. Como bien apunté, me gusta correr, me apasiona preparar y participar en maratón y es lo que me llevo de ello más allá de los numeritos.

Lo que me llevo de cara a empezar a preparar Francfurt, apenas a 9* días de ellos, es:
- hacer un plan a largo plazo con base lenta, con fondo sin pretensiones de ir rápido.
- 'menos es más'. Voy a retomar un plan de 5 días y 2 de calidad como mucho. Debo mimar el cuerpo, mantener las sensaciones de querer salir a morder al parque cada día, no tener la sensación de estar agotado día a día, cansado, exigido pero no muerto.
- cuidar extremadamente la parte de salud: la pisada me preocupa porque en realidad no sé si se ha corregido el defecto que apareció en Milán y en las semanas anteriores: el estrés por cansancio que hace que pise mal y todo se descoyunte. Fortalecer, osteópata, estirar. No lo puedo dejar al azar.
- peso peso y peso, nuevamente. ¿Lo conseguiré? No lo sé pero sigue siendo absolutamente necesario rebajarlo y hacerme más ligero.

Con retraso pero con necesidad de empezar a retomar el olor a sangre y fuego, en breve comienza mi próxima preparación y aquí estaremos para contarlo.

¡Te espero!
------------------------------------------------------------------------------------------------------
ACTUALIZACIÓN 27/06/2013

*Resulta que echando mano de calendario y poniendo negro sobre blanco el francfurtiano plan... aún me quedan 2 semanas hasta el comienzo del reto :)
Así que no será el 1 de julio la fecha de comienzo sino el 15.


De esta forma, continúo de vacaciones ;) e iré incrementando poco a poco los kilómetros semanales, entre 40-50K espero, no más, espero que no menos.

Salud y Kilómetros.

5 comentarios:

Juan Carlos López Martos dijo...

No nos conocemos, pero sigo tú blog desde hace unos meses, he seguido la preparación para Milan2013, es un escollo nada más, como bien dices, has de volver desear comer el asfalto y sobre todo buscar la parte divertida de todo esto.

Por mi parte, tienes todo mi apoyo y ánimo para que logres tú próximo objetivo.

NACHO dijo...

Aúpa Dario¡¡¡
Más vale tarde que nunca y al menos a mi me ha gustado leer tus conclusiones aunque sea 2 meses después. Quizás ahora tienes la cabeza más fría y has podido ponderar todo con mayor frescura.

Me quedo en los puntos que te has marcado para Franckfurt. Yo creo que de Km andas bien, con 2 días de calidad debería de bastar y si alguna semana se puede meter un tercero, pero no obligatoriamente.
Cada uno somos un mundo, pero yo en lo del peso yo no me obsesionaría tanto, con una dieta equilibrada debería de bastar...
Si en 10 días empìezas, coincideremos en nuestras preparaciones, aunque en fases distintas, a ver si coincidimos¡¡¡
Un abrazo Maratoniano¡¡¡¡

Darío Collado dijo...

Gracias a ambos!

@Juan Carlos López Martos
Bienvenido y un placer saludarte desde aquí.
He vuelto a recuperar las ganas así que en una semana comienza una de las preparaciones más ilusionantes de mi vida :)
Espero que estos por aquí para presenciarlo ;)

@Nacho
Grande, y te debo una amigo, desconecté bastante las últimas semanas y no pude decirte el mérito que tuvo tu MAPOMA, sé que ya andas road to Berlin, aunque tú vas como un tiro, como bien dices, espero que podamos coincidir en algún entreno, falta hace ya la desvirtualización!

Efectivamente, cada uno somos un mundo, veremos cómo es el mío en FRANKFURT!

Pedro dijo...

Comparto tu opción elegida, yo también soy de 5 días de entreno y dos de calidad. No hacen falta muchos kilómetros para hacer marcas muy buenas.
Suerte.

Darío Collado dijo...

Gracias Pedro, yo creo que también pero esto del correr es tan complejo y específico que hasta que uno no prueba su 'propia' medicina pues no sabe a ciencia cierta a qué sabe...

Un saludo!