viernes, 5 de abril de 2013

Preparación Maratón de Milán #MCM2013

En un par de horas sale mi vuelo hacia Linate, el Aeropuerto más cercano a Milán, capital de Lombardía.

Mi CUARTO Maratón, mi segundo extranjero tras Rotterdam, primero en Italia.

Los deberes cumplidos, una vez más. La sensación de que no he podido sacar más brillo de lo que el propio papel aguanta:
1.000 kilómetros hasta el domingo (91K/semana) 1.037K contando con los de esta semana.
El segundo mayor volumen de mi preparación en lo relativo a kilómetros/semana.

6 semanas en las que pude correr 6 días por semana y otras 6 dedicándole 5.
Conclusión: 66 días de entreno y muchísimas horas invertidas en forma de dedicación, ilusión y energía a la causa.

Sin lugar a dudas, ha sido mi preparación más rara hasta la fecha.
La podemos dividir en 3 bloques: al principio fuerte, sobrado, sorprendentemente ligero y combativo.
En la 7ª semana el apagón, muerto orgánicamente, tocó resetear y arrastrarse otras 3 hasta Alcalá donde el femoral me dio guerra en medio de la Media Maratón, nunca mejor dicho.
Y esta última fase de seguir, sumar y recuperar un tanto la confianza y las piernas.

No ha habido entrenos de relumbrón en cuanto a series, algún rodaje largo interesante pero la tónica ha sido la irregularidad de sensaciones, no tanto de carácter. Contra viento y marea empujo, no queda otra cuando se embarca uno en tal empresa.

Números gordos:
2 Medias Maratones en 1'17' y 1'18'55''.
2 Cross a 3'34'' y 3'36''
6 rodajes largos de entre 26 y 30K (desde 4'14'' 09'' 25'' 20'' 28''19'')
Una cardiomegalia ;) y un peso que sigue en su sitio maratón, tras maratón. Esta mañana, sobre 68,5kg.

A pesar del susto de ayer (me caí a falta de 12' con arañazos en codo, rodilla y mano, culetazo en la cadera) no llegaré realmente castigado. Aunque ayer los gemelos se quejaran amargamente. Ni un baile en forma de masaje les he brindado esta vez hasta ayer mismo.

El femoral, la pisada, la postura a fin de cuentas me ha dado guerra estas semanas, sobre todo hace unas cuantas y, como no, quedará como interrogante hasta el final.
Un maratón es eso, remar mucho y sorpresa (o no) final.

Creo que la preparación ha sido bueno, aunque no la mejor de largo.
Que acumulo mi 4ª experiencia y que también contará.

Pero el 'melón' milanés no se abrirá hasta pasadas las 10,30 am del domingo (la carrera empieza a las 9,20)
El pronóstico es de lluvia (ligera) y viento en contra los primeros 20K, con lo que toca más épica que nunca.
No había pisado maratón húmedo y veo que con éste ya habré conocido todos los escenarios posibles: frío, viento, calor, lluvia... what else?

Pensaba salir a 3'55''/K para atacar el conocido 2.45 pero si la previsión se cumple, es posible que juegue mis cartas más despacio que otras veces, aproveche los grupos y, quizás, vaya más lento de lo que me gustaría los primeros 20K... todo con la esperanza de que el tiempo mejore y luego tenga gasolina para el arreón final. Suena a quimera, la verdad.

Pero el Maratón es esto, y un millón de cosas más: mantener la cabeza fría y apostar. Y cuando se hace, con todas las consecuencias.

Eso... y disfrutar de una ciudad desconocida con ambientazo y la persona que te apoya en la causa.

Este año no hay porra, que os veo venir ;)

Domenica... ¡maratona!

6 comentarios:

Juan Seguí dijo...

Pues que salga todo bien!
Ya esperamos noticias el domingo.

Manuel Robaina dijo...

A por todas crack, disfruta de Milan y después dale fuerte a su maratón.

NACHO dijo...

Aúpa Dario¡¡¡
Que decirte que no sepas. Mucha Suerte, que la mereces por la dedicación de estas 12 semanas¡¡
Sobre la táctica, no me parece una quimera¡¡ cree en ello, y apuesta por ello, por experiencia te digo que se puede correr una maratón de menos a más, así que conserva en esos primeros 20 primeros y después a por ello, que tienes piernas¡¡¡¡

Antonio Perea dijo...

Ya lo tienes todo hecho, ahora a disfrutar de la experiencia que una maratón no se corre todos los días. Creo que puedes rondar esas 2h45' sobradamente en un día normal, pero haces bien en tener precaución. Un abrazo y suerte!!

Anónimo dijo...

Ánimo, mucha suerte y a por el 2h45´

Darío Collado dijo...

Muchas gracias a todos. Como sabéis, no salió pero lo intentaré más adelante, aquí me seguiréis teniendo al pie del cañón para ir a por ello donde haya 42.195 metros :)

Abrazos!