viernes, 25 de septiembre de 2009

Calambres

Tras dos semanas en Aluche constato dos hechos, buenos y malos, esperanzadores y preocupantes a la par:

:)
Por una parte, estoy cogiendo la forma, me siento muy bien y creo que si las piernas aguantan puede ser una gran temporada. En las series, cuestas y rodajes voy en cabeza del grupo y apenas he encontrado nadie al que no pueda seguir. Esto me da moral y más ganas de sacrificio en cada sesión para exprimirme al 100%. Soy así, no entiendo salir a correr por correr.
No aventuro marcas pero no creo que sea difícil estar ya en 37's en CSIC.

:(
Por otro lado, en dos de las sesiones en las que hemos metido potencia, esto es cuestas de 400 metros, cuando estamos finalizando las series me entran unos espasmos musculares en el gemelo izquierdo de impresión. Parece ser que son calambres, ¿falta de hidratación previa al entreno o posterior? ¿empezar muy fuerte? ¿fata de contumbre del cuerpo a tanto machaque?

A decir verdad, no sé a qué se debe pero cuando sucede, acojona. Tengo que emplear semejante vocabulario para describir una sensación de miedo a partirte en dos, parece que el gemelo se va a romper y eso, ya te deja tocado psicológicamente para el resto de la sesión.

Veremos como evoluciona ese feeling las próximas semanas pero de momento el "canguelo" está ahí y lo único que lo sube es las buenas sensaciones de cada rodaje.

Como El Lute, "camina o revienta", si aguanto este año, me salgo :)

2 comentarios:

Edward Athletic Club dijo...

Qué tal Dario?lo que cuentas a mi me ha pasado
alguna vez y sobre todo como comentas en entrenos
de 400m. al acabar (y alguna vez, he tenido que
dejar la última serie) se
me acalanmbra el gemelo ó
la planta del pie. Pienso que sule ser del sobre esfuerzo en las series ó falta de potasio quizás, estira mucho y quizas tengas que bajar el pistón
algunos días, por que sino puedes romper.
Nos vemos

dariorunning dijo...

si eso parece, empezar muy fuerte y que el cuerpo no está muy acostumbrado, tengo que regular, a ver si voy asimilando kilómetros,

a ver si nos vemos, un abrazo