lunes, 2 de febrero de 2015

Sinovitis #genevemarathon

No se trata del último nacionalizado lituano de la selección qatarí de balonmano sino lo que tengo, al menos ahora mismo, ya que no descarto que haya más dentro de la rodilla.

Más de un mes de la caída, ecografía de por medio, tengo una inflamación en el tendón rotuliano de la rodilla izquierda (básicamente es eso) y un quiste de Baker, que en principio debería preocuparme menos ya que seguramente estaba ahí antes de la caída y no es limitante.
En el hombro, vía resonancia, me sacaron tendinitis de un rotador y artrosis... ¡a mis 33 años!

Hecho unos zorros.

El caso es que aplico hielo, reposo, estiro, llevo en rehabilitación vía Mutua (ya tendré tiempo para hablar de ello...) y la cosa parece no avanzar. No puedo correr, en realidad, no puedo hacer nada que implique contacto en las piernas. Hay un tope en la rodilla izquierda y moverlo por ahí es forzar algo que todavía no está listo para recibir actividad de impacto.

Tengo un Maratón en 13 semanas, ahora mismo es complicado pensar en ello sin darse cuenta de que será francamente complicado correrlo, a día de hoy, ya que nadie me aporta una respuesta ni veo que la zona evolucione a la velocidad debida.

Siendo 'lo más', para mí ahora mismo 'es lo de menos'. No quiero parar y tirar la toalla esperando a que la ciencia infusa arregle esto, dejar pasar el tiempo y en un abrir y cerrar de ojos ver que llevo medio año parado. No.

Estoy poniendo de mi cuenta todo, más allá de lo relatado y de ir al osteópata, esta semana empezaré a nadar día sí día no ya que es lo único que, dentro del dolor debido, puedo hacer a nivel físico.

Comenzaré a preparar el Maratón de Ginebra desde el agua, si después no puedo correrlo, no será porque no he puesto todo de mi parte. Me reto a comenzar una preparación más, la novena, de forma diferente.

Y ya sabéis, quién todo lo ofrece, nada debe reprocharse sobre lo que pudo hacer.

Salud y kilómetros para vosotros, qué podéis. Yo no me rindo.

6 comentarios:

Alfonso Romay dijo...

¡Ánimo, Darío!

Sin prisa, pero sin pausa. A veces ocurren estas cosas, son imponderables que no se pueden prever. La novena será en Ginebra o cualquier otra ciudad.
Lo importante es que mantienes esa ilusión y esa fuerza por seguir mejorando, algo digno de elogio.

Saludos,
Alfonso R.

PD: Seguro que ese entrenamiento acuático sirve para ir poniendo a tono el cuerpo. :-)

Contador de Kilometros dijo...

Yo correré por ti Darío! Me emociono tanto tu último maratón que te debo unos kms! Mi motivación siempre es pensar en el que no puede correr y hoy recibo tu energía para pasarla a algo positivo. Abrazo, no te rindas, se que no puedes, ERES MARATÓNIANO ;)

david maurelle sanchez dijo...

Lo importante dario es que te recuperes bien y que esa lesion no te vuelva a dar mas problemas,asi podras disfrutar de muchos mas maratones,mucho animo y aunque sea facil decirlo paciencia.

Asier Urzelai Azpeleta dijo...

Mucho ánimo compañero

NACHO dijo...

Aúpa Dario¡¡¡
Pues solo te puedo mandar desde aquí mucho ánimooo¡¡¡¡¡
Y lo que tu has dicho, rendirse jamás¡¡¡¡

Darío Collado dijo...

Gracias a todos: actualización: dariorunning.blogspot.com.es/2015/02/susto-o-muerte-menisco-externo-roto.html